Para los curas de las villas, el ánimo en los barrios pobres es sereno y responsable

Ambos afirmaron se están acondicionando las parroquias para que no colapse el sistema de salud.Artículo Original